Astrolabio Político 
Por  Luis Ramírez Baqueiro
27 de octubre de 2016

 

“Cuando carecemos de esperanza, vivimos llenos de deseos.” – Dante.

 

Yo no sé usted, pero ante la serie de noticias que día con día los medios en todas sus plataformas le debemos brindar, de vez en vez, llega una noticia que nos hace creer que la esperanza y la fe jamás se deben perder, y aun cuando México y a Veracruz en el horizonte informativo pareciera que las cosas no le van tan bien, esta clase de noticias se agradecen.

Quizá para usted poco o quizá nada le signifique que el nombre de un joven guerrerense Francisco Orihuela Ramírez-originario al menos así lo expresó de Acapulco- que ha causado toda una conmoción en redes sociales por su forma tan singular, pero por demás brillante de vender sus empanadas a los turistas que visitan el paradisiaco puerto, asegurando que si le compran apoyarán en la formación del mercadológo del futuro, y que puede observar a través de la Internet en esta liga https://youtu.be/tZxzVNdUgBw.

Y es que ante el maremoto informativo de noticias que lastiman y ofenden a nuestra sociedad, la frescura y jovialidad de este chavo de 15 años, nos demuestra que la esperanza y las ganas de cambiar tu entorno pueden abonar a la transformación de México.

Sabedores que no todas las mañanas el presidente Enrique Peña Nieto se despierta con intenciones de joder al país, o que la PGR hace como que busca, pero no encuentra al ex gobernador de Veracruz ahora prófugo Javier Duarte, enterarnos que al menos dos personalidades del ámbito económico empresarial se disputan la primicia de encontrarle y llevarlo con ellos para en el peor de los casos colaborar con ellos, nos abre la posibilidad de que la sociedad tome conciencia de comenzar a ser factor de cambio.

Y es que un tuit escrito por el director de Alianzas Estratégicas de América Móvil, Arturo Elías Ayub, parece ser la muestra de que aun en este país existe la esperanza en una sociedad alejada cada vez más de valores, principios, vaya de una mínima ética, el mensaje puesto en la red social señalaba que “No es broma. Si alguien sabe cómo localizarlo se los agradecería, me lo quiero traer a chambear conmigo YA”, refería el también director de Fundación Telmex.

De esta manera Francisco Orihuela demuestra que con actitud, formación en el hogar y empeño, las cosas, pero principalmente los sueños son alcanzables, empleando un discurso franco, sencillo, claro y directo, el joven guerrerense les explicó a los dos turistas que lo filmaron lo siguiente: “Si ustedes no me compran empanadas tendrían que esperar otros 86 mil 400 segundos, que son los que conforman 24 horas de hoy a mañana pensando en por qué no consumieron una empanada”.

Orihuela Ramírez continuó señalándoles las ventajas competitivas de comprarle su producto advirtiendo “Si la calidad de esta empanada no es lo suficientemente buena para satisfacer las necesidades de sus dos paladares, a continuación habría una devolución total e inmediata de su dinero”, sin aspavientos frente a la cámara de un teléfono móvil con el que se le grababa.

La fama de este muchacho es tanta, que el gran conferencista internacional Jürgen Klaric quien también es docente, escritor, e investigador estadounidense en neuromarketing y neuro-innovación, así como presidente y cofundador del grupo Mindcode International, empresa dedicada al neuromarketing lo está buscando para prepararlo y becarlo.

Así que gracias Francisco Orihuela Ramírez, porque al menos demostraste con tu talento que seguramente serás un gran mercadológo del futuro, pero de lo que al menos deberás tener presente es que ya eres un extraordinario mercadológo de esperanzas.

¿Cuántos Franciscos necesitará nuestro amado México para cambiar el paradigma que nos sume en esta crisis de valores, principios, de la cual todos somos responsables?

Usted como siempre tiene la mejor respuesta.

 

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx