Ante su inoperante efectividad en la persecución del delito y su claro compromiso –complicidad?- con el régimen devastador Duartista, sintiendo ya la lumbre muy cerca, ahora resulta que el impresentable fiscal veracruzano ejerce acción penal en contra del ex Secretario de Seguridad Pública Arturo Bermúdez Zurita y del ex Secretario del Trabajo Gabriel Deantes.

Un Juez de Control del Distrito Judicial de Xalapa, recibió la consignación en la que se ejerce la acción penal en contra de estos nada recomendables individuos, que en opinión de los veracruzanos se dedicaron a enriquecerse durante el gobierno de su compiche Javier Duarte, ahora prófugo de la justicia.

Aunque como es predecible, Luis Ángel Bravo finge que cambiará y ahora pretenderá parecer un verdadero fiscal de hierro, aunque seguro las cosas seguirán igual. Todo por asegurar la chamba.