Algunos autores políticos provocan pena ajena cuando intentan o de plano simulan querer lo contrario a lo que demuestra su comportamiento; eso ocurre con el diputado José Ramón Gutiérrez de Velasco quien en su carácter de presidente de la Comisión de Seguridad Pública llegó a convertirse hasta en vocero de esa dependencia y justificar cuanto allí se implementaba. Ahora, cuando el crepúsculo ha llegado al gobierno estatal este legislador sugiere llamar al titular de Sefiplan para que aclare los porqués del “desastre financiero de Veracruz” como condición para aprobar la Cuenta Pública de 2015. Si aprobó sin reparo alguno las Cuentas que se le pusieron enfrente ¿por qué se pone quisquilloso ahora? Obviamente, no debe ser porque le interese que todo vaya bien.