Xalapa- 2016-10-2713:50:02- Rosalinda Morales / El legislador priista Juan Nicolás Callejas Arroyo afirmó que pedirle a Javier Duarte que se entregue a las autoridades es demagogia, “eso es lo que hace Héctor Yunes. Yo no hago demagogia. Soy Juan Nicolás Callejas Arroyo, responsable de mi persona y de la actividad política a la que me dedico”.

–Entre demagogos y corruptos ¿qué es lo que queda en el PRI?

–“Quedamos nosotros…”, respondió sin decir más.

Expresó que cada quien tendrá que asumir su responsabilidad por la forma en que termina la administración estatal. El Poder Legislativo termina bien, afirmó. “Lo importante en mi caso es que la responsabilidad que me dieron en la Junta de Coordinación Política se hizo bien. Las otras instancias son de los gobiernos estatal y federal y otras personas tendrán que resolver lo que haya ahí”, dijo.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado afirmó que en el Poder Legislativo el trabajo finalizará con una gran armonía.

“La legislatura no deja adeudos porque como poder dependemos de una Secretaría de Finanzas del gobierno el estado, que es la que acuerda los presupuestos con el Congreso del Estado a propuesta del titular del Poder Ejecutivo. La Secretaría de Finanzas realiza la definición de esos recursos y si quedaran adeudos serían ya responsabilidad de esa secretaría no del Congreso. Estamos contemplando que se dejen contabilizados aguinaldos y todos los compromisos económicos que se deben pagar a los trabajadores en diciembre”, precisó.

“PRI NO SE EQUIVOCÓ EN EXPULSAR A DUARTE”

No se equivocó el PRI al expulsar a Javier Duarte, opinó Juan Nicolás Callejas Arroyo, diputado presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

Afirmó que en los delitos que se le señalan al gobernador con licencia Javier Duarte de Ochoa y otros funcionarios el PRI no cometió errores y recordó que es una institución política y no una institución gubernamental.

“En las acusaciones que se hacen a varios ex funcionarios el PRI nada tiene que ver; algunos de esos ex funcionarios fueron electos por el PRI, pero ello es otro asunto. No creo que el PRI se haya equivocado porque en su momento esos ex funcionarios tuvieron la mayoría de votos y ya lo que haya sucedido después no es responsabilidad del partido”, afirmó.

El partido tricolor, refirió, está dando muestra una muestra de congruencia en el nuevo discurso partidista; en el PRI no cabe ni ha cabido nunca la corrupción y de la misma forma la corrupción no cabe en la vida política del país cualquiera que sea la instancia tanto en los poderes legislativo como en judicial y ejecutivo en cualquiera de los niveles

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO