padres_2

Contra Guillermo Padrés, ex gobernador de Sonora, la PGR le tiene su guardadito, por lo que se asegura que ha solicitado amparo, solo que a cada paso le surgen más delitos que legisladores priistas de aquel estado han encontrado hurgando en la maleza administrativa que fue su gobierno; delitos como el desvío de 700 millones de pesos en el ramo educativo, operaciones con recursos de procedencia ilícita por más de 8 millones de dólares que según expertos en litigio acreditaría una pena de 22 años. Allá, como acá, la Auditoría Superior de la Federación se mantiene activa y en donde escarba, encuentra; e igual que sucede en el PRI con Duarte de Ochoa, el presidente del PAN, Ricardo Anaya, aseguró que “nosotros no vamos a defender a nadie que haya cometido un acto de corrupción”. Ya se verá el camino que escojan pero el PRI se adelantó.