No falta mucho para que en el PRI decidan la expulsión de sus filas de Javier Duarte de Ochoa porque éste se ha convertido en la referencia de la corrupción en México. Quien inició el proceso para quitarle a Duarte sus derechos partidistas fue el consejero nacional Armando Barajas Ruiz. En el PRI nada se mueve sin consigna y ahora Barajas Ruiz anuncia que solicitará la expulsión del PRI de Adolfo Mota Hernández y de Tarek Abdalá, ambos diputados federales, para determinarlo, dice, esperan al desarrollo de las investigaciones sobre corrupción en Veracruz; “cuando el río suena…”.