Sara
 
Xalapa- 2016-10-0513:07:55- Leticia Rosado / Ante la posibilidad que sean auditadas las cuentas de la Universidad Veracruzana (UV), la rectora Sara Ladrón de Guevara González, aseguró que son bienvenidas, al tiempo afirmar que cuenta con finanzas sanas, y que la única observación que le han realizado es que le cobre al gobierno del estado lo que les deben.

Entrevistada durante la inauguración del Coloquio Nacional sobre Modelos Educativos Universitarios, “Retos y perspectivas en su diseño y operación”, celebrado en la USBI la titular de la UV, expresó que si le quieren hacer otra auditoría es bienvenida, ya que les han hecho “un montón”.

A pregunta expresa sobre lo anunciado por el presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, quien adelantó que se haría una auditoria legal a la UV para conocer el monto real de la deuda de la administración duartista Sara Ladrón manifestó que: “son bienvenidas, hacen un montón, este año tuvimos ya más de 12 auditorías estamos siempre con la revisión de nuestros recursos y lo hacemos con mucha responsabilidad”.

¿De esas auditorías les han realizado alguna observación? Se le cuestionó: a lo que respondió: “a veces hay observaciones por ejemplo el año pasado me observaron que siguiera cobrando al gobierno del estado los recursos que no habían llegado, lo tengo por escrito. Esas son las observaciones que nos llegaron”.

En otro orden de ideas y ante la carta que firmaron casi una centena de académicos e investigadores quienes se quejaron del exceso de burocratismo por parte de la rectoría, Ladrón de Guevara González, aceptó las críticas y justificó los requerimientos que realizan en el área administrativa de la UV, una vez que han tenido que regresar a la federación recursos por el orden de los 30 millones de pesos que no habían sido justificados de manera apropiada.

En el coloquio en donde participan más de 20 Universidades públicas de todo el país, la rectora comentó que no duda que se hayan aplicado bien esos recursos por parte de los investigadores, sin embargo, que no estaban debidamente justificados.

Reconoció que existe un exceso en las partes administrativas frente a los procesos académicos, también que en la medida que usan recursos públicos cuentan con un rigor muy estricto en el seguimiento que se da a los mismos.

Por lo que implementaron mecanismos de control particularmente en los dineros que llegan mediante Conacyt, en donde anteriormente existía una libertad que significó que cuando asumió la rectoría los fondos mixtos que se concursan tuvieron que regresar esos 30 millones que no fueron justificados de manera adecuada.

“Estamos seguros que los investigadores si usaron bien los recursos, pero a veces no saben mostrar con toda claridad el uso que se dio y ese desorden administrativo con una gestión muy fuerte se logró bajar la cantidad pero todavía tuvimos que regresar recursos que habían sido utilizados, en estos momentos que las finanzas de la Veracruzana requieren de apoyo y tener que regresar la petición de 30 millones de pesos fue dramático porque no tuvimos la suficiencia y la liquidez para entregarlos de vuelta”, concluyó.