camacamaAparentemente el gobernador con licencia, Javier Duarte de Ochoa, pretende deslindarse de la responsabilidad que le atañe sobre las empresas fantasmas y de los señalamientos que seguramente se harán a quienes fueron sus colaboradores. Es manifiesto que a la hora de fincar responsabilidades cada quien habrá de asumir la suya; con lo que quizá no cuenta Duarte es que en caso de existir complicidades la descarga de culpas será para todos lados ya una vez afuera no existe jerarquía: “Me ordenaron hacerlo”; “recibí instrucciones”; “Bernabé le pagó a muchitanga…”. Es el caso de las empresas fantasmas, en lo que ya hay detenidos que empezarán a desgranar la mazorca, tal y como suele suceder en estos casos.