Tras su investigación sobre las afamadas empresas fantasmas en Veracruz el Servicio de Administración Tributaria (SAT) demuestra que la voluntad para llevar más allá de lo mediático las denuncias sobre la corrupción al interior del gobierno duartista. Es tan grande el deseo del ciudadano promedio de que se aplique el rigor de la ley que la gran mayoría duda que así vaya a ser y quizá así sería si no fuera descomunal el atraco cometido desde la estructura gubernamental. Informa el SAT que ya se libró una orden de aprehensión vinculada con la denuncia de empresas fantasmas, pero eso es solo uno de los casos que se conocen por lo que se estima que en lo sucesivo habrá muchas ordenes de aprehensión más.