Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro
18 de octubre de 2016

 

“El que no piensa en sus deberes sino cuando se lo recuerdan,

no es digno de estimación.” – Plauto.

 

Hoy todos, si todos se desmarcan de Javier Duarte de Ochoa, hoy como dice el periodista José Cárdenas, el “cochino más puerco” es ya un animal político que hiede, y mientras más rápido se desmarquen, la peste, no habrá de impregnarles los ropajes.

Pero como era de esperarse, para esos que piensan que despojarse de la paternidad es tan sencillo como cambiarse los calzones, les debemos aclarar, que penosamente la cosa no es tan fácil, hoy la sociedad veracruzana, se ha erigido en tribunal condenatorio, y ante ello, observa, estudia, analiza, y mide el comportamiento de los actores políticos, sociales, empresariales, etc.

La venta de espejitos en el lapidado Veracruz, es terreno infértil, quizá como nunca, la sociedad observa con recelo la forma en como estos hijos de la metamorfosis política pretenden vendernos, su honestidad y por su puesto su pulcro y blanco plumaje.

La desfachatez, el cinismo, la desvergüenza, son elementos que nuestros políticos descuidan, pensando que la sociedad, es idiota, y con un poco de pan y circo, pronto olvidará, pero no, por el contrario, la sociedad más que nunca observa expectante, estudia, mide, y por consecuencia espera cobrarse la factura de la tan lastimosa circunstancia en la que orillaron a la entidad.

Para muchos de estos engendros políticos, la rendición de cuentas, la transparencia, la honestidad en la función pública son parte exclusivamente del discurso, jamás y nunca, forman parte de su decálogo personal del actuar público, pero como a la piñata hay que arriarle, hoy todos se dicen, enemigos de la corrupción, del robo y despilfarro.

Aun cuando jamás la han practicado, porque no conocieron otra circunstancia más que la de robar o saquear, los políticos de la generación Fidelduatista, se ufanan admitiendo que es momento de señalar, acusar, o en el mejor de los casos pedir la impartición de la justicia, sin admitir que son ellos los responsables directos del desprestigio y el descredito al que orillaron al PRI y en especialmente a la administración estatal.

Aun cuando el gobernador Interino, Flavino Ríos Alvarado tiene en mente atender de manera inmediata dos temas prioritarios, como lo son el financiero y el de seguridad mientras los militantes de su partido, buscan a como dé lugar salvar el pellejo.

Lo valioso de todo esto, es que, para el propio Ríos Alvarado ha llegado el momento de demostrar que aun cuando, su tiempo sea breve al frente de la administración estatal, la prioridad es al menos, responder con acciones tangibles a los problemas urgentes de Veracruz.

De ese modo, Flavino Ríos se preocupa por gestionar al menos la ministración de 11 mil mdp. con los que se permitiría resolver de manera inmediata las necesidades más apremiantes que enfrenta Veracruz.

Ojalá, los integrantes funestos de la administración estatal comiencen a caer poco a poco, y las respuestas a los temas prioritarios reflejen la congruencia y soluciones que urgen en la entidad.

Por lo pronto, la salida del “Totol sin plumas” de la Coordinación de Comunicación Social, sea el reflejo, de que la filosofía de servir a Veracruz, siempre retribuye, servirse, es la exhibición de la falta total de valores, pero más aún, demuestra que para ellos Veracruz, vale madre.

 

 

Al tiempo.