camacama

La legislatura local ha prorrogado por razones muy conocidas el análisis de la Cuenta Pública 2015, que está convertida en arcón en que bullen algunas de las tropelías cometidas durante la administración encabezada por el ahora prófugo de la justicia, Javier Duarte de Ochoa. Paulatinamente se descubren más irregularidades, como en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario Rural y Pesca (Sedarpa) en la que el daño patrimonial asciende a 286 millones de pesos por recursos gastados sin comprobante alguno. Pero a juzgar por lo observado en las auditorías el daño patrimonial también se detectó en Cuentas Públicas anteriores a 2015, lo que hace presumir que están en la tablita el actual y el anterior titular de la Sedarpa quienes, por lo menos, tendrán que aclarar el destino del dinero.