pri

De improviso, los diputados de la actual legislatura, del PRI, de partidos satélites e “independientes”, que anteriormente aprobaron sin reparo alguno las Cuentas Públicas que se les presentaron, ahora están indecisos sobre si aprueban o no la Cuenta Pública 2015, todo porque también el Orfis, antes sordo y ciego, hace puntuales observaciones de irregularidades en ese ejercicio. Debido a su fiel costumbre a obedecer consignas estos diputados están desorientados ahora que  ya no está quien los pastoreó durante los pasados tres años, a cuya señal levantaron el dedo cuantas veces se les ordenó.