animal
Con Información de Televisa y Animal Político

En un trabajo conjunto de Animal Político y el noticiario 10 en Punto de Televisa fueron revelados la noche de este miércoles los nombres de los 8 coacusados de Javier Duarte que serán procesados como responsables del escándalo de las empresas fantasma que está siendo investigado por autoridades judiciales.

La lista de imputados inicia con Javier Duarte, el gobernador con licencia de Veracruz y al que la Procuraduría considera el principal beneficiado del presunto desvío de recursos públicos.

Después aparece el nombre de Moisés Mansur Cysneiros, el empresario veracruzano que, según denuncias presentadas en la Procuraduría, constituyó empresas fachada del giro inmobiliario para filtrar los recursos públicos en inversiones en ese ramo en Estados Unidos.

En el grupo de ocho imputados figuran Juan José Janeiro Rodríguez y Rafael Gerardo Rosas Bocardo, quienes, siguiendo instrucciones de Mansur, habrían invertido el dinero en un rancho en Las Mesas, en una operación que involucró más de cinco millones de pesos, cuyo origen no está confirmado.

La lista la completan cinco personas que habrían colaborado como accionistas, contadores o representantes legales para desviar recursos públicos e invertirlos mediante firmas fantasma. Se trata de Santa Bartolo Acuña, Miguel Velásquez Nieva, las hermanas Nadia Isabel y Elia Arzate Peralta y Javier Nava Soria.

En el caso de las hermanas Arzate Peralta no hay registro de que tengan actividad laboral alguna que justifique su supuesto perfil empresarial y de hecho, en el caso de Nadia Isabel, enfrentó una demanda de embargo de una propiedad en Naucalpan por deudas bancarias.

Cómo desviaron y limpiaron el dinero

Este grupo, según las investigaciones de PGR, trabajó de forma conjunta para encubrir el origen e invertir al menos 500 millones de pesos que  fueron desviados de partidas públicas.

La mecánica que se presume se utilizó en el desvío de recursos era la siguiente: Durante varios meses, el gobierno de Veracruz desplazó el dinero público en contratos con al menos 35 empresas fantasma, entre ellas las reveladas en un reportaje publicado por Animal Político.

Las operaciones contratadas eran simuladas, como indagatorias del SAT lo concluyeron, pero el dinero sí se “pagaba” para luego desviarlo a otras dos compañías que “lavaban” su origen en nuevas inversiones. Detrás de esas dos compañías están Duarte y el grupo acusado de lavado.

El dinero se habría utilizado finalmente para adquirir diversas propiedades, desde inmuebles en Estados Unidos, hasta ranchos o terrenos ejidales en México. En el caso de los terrenos, estos fueron vendidos con sobreprecio y los recursos excedentes se devolvieron a Javier Duarte.

La procuradora Arely Gómez confirmó que se había procedido penalmente contra un grupo de nueve personas –entre ellos Duarte– por los delitos mencionados. Este medio publicó que el caso se encuentra en un juzgado federal de la Ciudad de México que el pasado fin de semana giró las nueve órdenes de aprehensión.

Este proceso, se suma al que la PGR también impulsa en juzgados federales en Veracruz contra socios de empresas fantasma a los que se asignaron contratos estatales y en el cual ya hay siete procesados. El dinero de esos contratos, junto con otras partidas, habría sido triangulado hacia la red que se encargó de lavarlo para ocultar su origen. Además, la Procuraduría tiene otras líneas de investigación en curso que involucran a personas y exfuncionarios que aun no son consignadas.

Hasta ahora, de los nueve procesados en la misma causa penal que Javier Duarte, sólo han sido detenidas dos mujeres.

Los delitos que se imputan a los implicados son considerados como graves y podrían alcanzar hasta una pena de hasta 20 años de cárcel de ser encontrados culpables.