Guillermo Padrés, exgobernador de Sonora a quien se vincula a delitos que implican cientos de millones de pesos ya está prófugo de la justicia, previamente a las ordenes de aprehensión giradas en su contra jamás le prohibieron viajar fuera de su estado o del país. En cambio, a Domingo Yorio Saqui, a quien se le vincula a proceso por el delito de abuso de autoridad, ya se le extendió la prohibición de viajar fuera de Veracruz y del país. ¿Ya se hizo lo propio con Duarte, con Bermúdez, con Benítez, etc., a quienes la población veracruzana reclama la explicación del origen de su riqueza?