camacama
Casi simultáneamente a la entrevista que Carlos Loret de Mola le hacía a Javier Duarte de Ochoa, vía canal dos de televisión, por radio-formula Ciro Gómez Leyva entrevistaba al gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares. Cada quien con su versión, cada cual con su tema, Duarte de Ochoa alegando inocencia; Miguel Ángel Yunes Linares  jalando aún más la cobija. Más tarde, el gobernador electo puntualizó: “Javier Duarte se va con las bolsas llenas y deja un Veracruz incendiado… Javier Duarte tiene que debatir con los agentes del MP federales y estatales… Quisieron que se anulara la elección y han presentado recursos para lograrlo… ha logrado penetrar y desentrañar toda la red de corrupción… Lo más grave es un ataque contra su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez… El país será cimbrado el primero de diciembre cuando dé a conocer hasta donde llegó la corrupción de Duarte…Acto de cobardía decir que la responsabilidad es de los secretarios y que él no sabía de los desvíos”, sin desperdicio. La incógnita: ¿qué podrá ser tan impactante que cimbre al país?