Erick-Suarez-Marquez_-canaco

Erick Suárez Márquez, vicepresidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, califica a Javier Duarte como “El tomatodo”, al momento de afirmar que los legisladores priistas y sus adláteres de otros partidos fueron sus cómplices. Y no anda muy errado porque todo mundo en Veracruz fuimos testigos de la irrefrenable vocación por aprobar indiscriminadamente todo lo que Duarte les mandó; entre esos políticos nadie podría deslindarse porque sus declaraciones están escritas en letras de molde en las que apoyaban a Duarte y rechazaban las críticas a su gobierno. No se preocuparon jamás por el bien de Veracruz, como lo demuestra su complicidad en las donaciones o la votación para basificar a miles de empleados sin importarles el daño presupuestal a la entidad. La Constitución protege a los diputados por lo que dicen o aprueban en funciones de legisladores, pero la sociedad debe aplicarles un castigo ejemplar rechazándolos  cuando de nuevo busquen el voto, son material de desecho que no dignifica la política. Aunque como asegura Héctor Yunes: los priistas votan hasta por una vaca dormida.