camacama

La nota dio ya varias vueltas a cada mesa de la cafetomanía veracruzana, ya fue debidamente escrutada en la academia, en los pasillos políticos se estarán enterando del perjuicio hecho a Veracruz y la ciudadanía en general está estupefacta frente a lo que ocurre en materia de deuda pública, que para diciembre de 2015 ya sumaba 48 mil millones de pesos. La pregunta es: ¿dónde quedó todo ese dinero? porque en ese total figuran todavía más de mil millones que adeudan los municipios por concepto de la bursatilización del 20% que les corresponden del impuesto a la tenencia vehicular promulgada en tiempos de Fidel Herrera teniendo como promotores a Duarte de Ochoa, a Jorge Carvallo y a Silva Ramos. Si, ¿qué destino tuvo ese dinero? Porque nada hay en Veracruz que justifique aquella bursatilización convertida a la postre en un atraco más a los veracruzanos.