Feria_del_empleo-2-e1429161890119

Veracruz – 2016-10-24 09:22:32 – Olivia Hernández / En los últimos 19 meses del gobierno de Javier Duarte de Ochoa, el estado de Veracruz perdió en promedio 70 empleos diarios y se ha colocado con una tasa de desempleo de 3.6 por ciento según las estadísticas de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social federal.

En el 2010, a inicios del gobierno estatal del hoy gobernador con licencia, se contabilizaban unos 679 mil 235 veracruzanos empleados y la cifra de crecimiento alcanzó su punto cúspide en febrero del 2015 con 757 mil 303 empleos contabilizados.

Pero la curva marcó un descenso en el mes siguiente con la pérdida de 2 mil 625 plazas laborales en la entidad, tomando en cuenta el registro estadístico de la STPS.

Tuvo una pequeña recuperación con 196 plazas en abril y en mayo cayó 10 mil 438 empleos.

Y aunque el año pasado se mantuvo con ligeros repuntes de crecimiento, en intervalos también hubo caídas, siendo estas las que superaron las cifras finales con un total de 32 mil 200 empleos perdidos contra los 20 mil 388 que se generaron en el periodo. Si el 2015 tuvo caídas, hasta el último cómputo del 2016 (septiembre) ya se tiene contabilizada una pérdida de 30 mil 454 empleos contra los 5 mil 238 que se generaron los primeros nueve meses del año.

La ‘experiencia’

Adrián es un hombre de 55 años que hace poco más de siete meses se sumó a las estadísticas del desempleo, a solo unos años de poder alcanzar la tan anhelada jubilación.

Ahora no solo le preocupa que en Veracruz no se estén generando nuevas plazas laborales, sino que las pocas existentes son destinadas a los jóvenes con experiencia.

Él habla español, inglés y mandarín, pero su experiencia de nada le ha servido cuando en la solicitud de empleo escribe su edad. “Esto es contradictorio porque me dicen: aquí queremos experiencia… y si quieres experiencia aquí hay experiencia. Yo te conozco todo el mundo”, platica mientras hace cola en una larga fila de empleo en el puerto de Veracruz. Adrián Lara estuvo embarcado 28 años con la Compañía de Transportación Marítima Mexicana.

“Desgraciadamente esa empresa vendió todos sus barcos y nos quedamos sin
empleo”, cuenta. Tiene la piel cuarteada. La complexión aún resistente, la mirada blanda y la voz dura. Pero cae en una realidad innegable. “La vida aquí en tierra es demasiado dura, es muy dura, esa es mi realidad”, dice en tono de resignación.

Durante su trabajo en barco, Adrián le dio 14 veces la vuelta al mundo, trabajó como obrero en la Ciudad Industrial Bruno Pagliai y ahora está en la búsqueda de un nuevo empleo para poder sostener sus gastos y tener la esperanza de algún día jubilarse.

Raquítica remuneración

En el Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el estado de Veracruz figura en el cuarto lugar de las 10 entidades con el mayor número de ocupados profesionistas con 398 mil con empleo.

Después de la Ciudad de México (1, 166,000), Estado de México (1,006,000), Jalisco (590,000) y Nuevo León (435,000). Sin embargo en lo que no figura, ni siquiera en el décimo lugar, es en el top de los diez estados donde mejor se remunera al personal que tiene un título universitario. Anahí Torres es una licenciada en Idiomas que egresó hace cuatro años y busca empleo como secretaria o recepcionista.

“Es una carrera saturada de verdad. Me ha costado trabajo conseguir un nuevo empleo a pesar de los estudios”, comenta. La joven ha trabajado como docente en escuelas particulares y hasta el momento no ha encontrado un empleo acorde a sus necesidades de gasto.

Ella reconoce que además de la falta de empleo la barrera de la experiencia comprobable es lo que impide que los recién egresados de alguna carrera universitaria no puedan ser contratados en una empresa, al ser este uno de los requisitos principales.

Un gobierno de incertidumbres

Durante su quinto informe el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, informó que en cinco años de su administración lograron la creación de 354 mil 472 empleos de calidad -así lo expresó en sus redes sociales-. Sin embargo en el último año y medio de su gobierno el sector laboral se vio permeado por la incertidumbre empresarial.

Las políticas implementadas en los últimos meses en el estado habrían provocado una caída constante desde enero hasta julio del 2016. En agosto el empleo tuvo un ligero ascenso después de haber perdido 30 mil 454 plazas laborales en el primer semestre, pero solo logró recuperar 2 mil 854.

Hasta el mes de septiembre se habrían sumado otros 2 mil 384 a la lista, haciendo un total de 5 mil 238 nuevos empleos (promedio) en nueve meses del 2016.