La inoperancia del gobierno estatal, la inseguridad y la violencia que se sufren en Veracruz han ocasionado severos daños a la economía estatal, cuya caída respecto de las otras entidades ha sido de 5.0 por ciento, solo debajo de Guerrero con 5.8 por ciento. En cambio, otros estados sobresalieron por el aumento en su actividad económica: Sinaloa (8.3 por ciento), Aguascalientes (6.6 por ciento), Nayarit (5.2 por ciento), Quintana Roo (5.2 por ciento), Colima (4.8 por ciento), Chihuahua (4.8 por ciento) y Sonora (4.8 por ciento). En Veracruz, sabemos que una de las causas por las que la economía estatal se vino abajo fue la incapacidad del gobierno por estructurar programas de desarrollo económico, y no podría ser de otra manera cuando el equipo de gobierno se dedicó a usufructuar el poder.