petroleros

Coatzacoalcos – 2016-10-11 – Imagen del Golfo / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO A través de un escrito anónimo, miembros de la Sección 31 del Sindicato de trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), con sede en Coatzacoalcos, denunciaron que la secretaria de Interior y Acuerdo y guía moral, Edith Carrillo Díaz, les exige, presuntamente 200 mil pesos para conseguirles un buen puesto dentro de Petróleos Mexicanos (Pemex), de lo contrario son enviados a bajas categorías.

Por temor a represalias los petroleros pidieron el anonimato, sin embargo, en el documento afirman que quien no cumpla es enviado a puestos como los del área de domésticos, choferes o afanadores.

“Es bien sabido por todos los trabajadores de la Sección 31 que la señora Edith carrillo Díaz sigue con sus aptitudes de ‘diva’ y de prepotente, ya que sigue violentando el Contrato Colectivo de trabajo y derechos laborales… y como siempre nadie es capaz de levantar la voz por las represalias que esto puedan tener y perjudicar a ellos mismos, sus familias y a todos los trabajadores”, se lee en dicho escrito.

De acuerdo al documento, los trabajadores afirman que se están violando sus derechos contractuales, ya que se colocan a personas de las brigadas exploratorias en niveles altos de los departamentos de la jurisdicción como Pemex Petroquímica (PPQ), Corporativo, Azufrera, Terminal Marítima.

“Como un claro ejemplo está la reciente incorporación de dos trabajadores de brigadas, incrustándolo a uno en un nivel alto en la clínica de Pemex y recientemente el segundo en PPQ, pasándose a todos los demás de ese departamento, violentando el escalafón y con el cuento que en una reunión les dijo, que aunque demandaran no iba a proceder porque es una instrucción del comité general”, cita el documento, en el que se afirma que los petroleros alistan demandas laborales en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

Además, acusan que también la funcionaria determinó la extinción de la materia de trabajo de las brigadas A y B de Comalcalco, en Tabasco, que pertenecen a la sección 31 y hay la amenaza de desaparecerlas, sin que exista un documento legal que acredite.

Mientras que se menciona como a uno de los beneficiados por Carrillo Díaz a su cuñado Juan Rivera, quien trabajaba en brigadas, y lo envió a un departamento de Pemex Petroquímica en Coatzacoalcos, cuando ese puesto le correspondía a un sindicalizado por escalafón.

“Que acaso esta señora no sabrá que existe un contrato colectivo, una Ley Federal de Trabajo y que con que uno que pertenezca a los departamentos mencionados la demande la gana; acaso ella está en contubernio para que sigan entrando mas demandas a la Sección 31, al final como ella dice que el único responsable será el “secretario general, que sólo sirve para dos cosas: para ver quién le invita las comidas o quién le lleva detallitos a su casa y para cobrar sus viáticos sin hacer nada, sólo estampar su firma ciegamente”, recriminan los petroleros en su documento.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO