Sergio-Rodríguez-Cortes

Orizaba – 2016-10-17 – Nora Gabriela Lira / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO Las cifras que se han dado al momento en torno a la deuda pública del estado siguen sin ser reales, pues lo reconocido por el titular del Órgano de Fiscalización Superior del Estado (Orfis), Antonio Portilla Vázquez, no incluye datos de la Auditoría Superior de la Federación, entre otros, señaló Sergio Rodríguez Cortés, diputado local electo.

“No se han dado a conocer los datos y las cifras exactas de la deuda, y la información que nos da el auditor del estado no coincide, porque no incluye, por ejemplo, con lo observado por la Auditoría Superior de la Federación”, expuso,

Comentó que Portilla Vázquez señala que la deuda es de 64 mil 580 millones de pesos, pero la administración estatal, al mes de marzo, había recibido observaciones de la ASF por 43 mil 554 millones de pesos, sin que hasta el momento esta cantidad se haya justificado.

Otra omisión, abundó, es la referente a las empresas fantasma, hechos que revelara un medio de comunicación que tuvo acceso a cuentas públicas que el mismo Orfis había revisado, pero que este organismo no detectó.

Sin embargo, dijo, la ASF sí tomó en consideración esa información y es lo que ahora tiene a Javier Duarte con un pie en la prisión.

Por lo que se observa, apuntó, el auditor del Orfis, en vez de cumplir con su obligación, ha protegido a los corruptos, solapado el desvío de cuentas públicas, y favorecido a quien lo puso en ese puesto.

Por ello, indicó que se refuerza la convicción de que aún hace falta mucho por descubrir de la situación financiera del estado, por lo que el compromiso de la próxima bancada del PRD es llegar al fondo de esto y enderezar las instituciones en la entidad.

Admitió que la próxima administración tendrá un periodo difícil, pues aunado a la situación del estado habrá una disminución por un monto aproximado de 19 mil 210 millones de pesos del Presupuesto de Egresos de los recursos federales, ya que los recursos observados por la ASF no han sido solventados, ni justificados.