fotos-2016-10-19-mexico-489384

Por sus acciones como gobernante, Javier Duarte de Ochoa difícilmente pudiera ser enlistado en el top ten del paradigma gubernativo, sin embargo por los resultados de su gestión pública y debido al gobierno fallido que encabezó, por sus resultados y consecuencias, se ha convertido en un emblema de lo que no debe hacer un gobernante que se respete como tal. En la imaginaria colectiva del mexicano promedio Javier Duarte es ya el emblema del gobernante que nadie quisiera tener al frente del interés público, pero nosotros en Veracruz lo sostuvimos durante seis años.