canacoveracruz

Veracruz – 2016-10-13 19:14:06 – Cristian Pulido / El ex gobernador Javier Duarte de Ochoa pidió licencia para dejar su cargo y se fue dejando una deuda de considerada dimensión al ramo empresarial que conforma la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CANACO Servytur), según palabras del presidente de esta cámara empresarial, Jesús Muñóz de Cote Sampiery, existen adeudos y el fuerte se centre más al sector de la construcción pero eso no quita que la deuda existe y es muy palpable y lo peor de todo es que sigue afectando a las empresas, muchas de ellas incluso han cerrado.

“Yo creo que en lo que va del año estamos hablando de cien en todo el estado de Veracruz al menos en lo que tenemos conocimiento en todos los rubros y por todas las circunstancias, no es nada más la deuda, son circunstancias de seguridad, la falta de desarrollo, la falta de pago no es nada más hacia las empresas sino hacia los maestros, también hacia los pensionados, es hacia los mismos trabajadores del gobierno y todo eso provoca una falta de liquidez en la ciudad y falta de derrama de recursos que no han llegado a los diferentes sectores empresariales, entonces todo esto en conjunto ha afectado al estado y ha provocado el hartazgo hacia el gobierno actual”.

Aunque el representante de los empresarios admite que no es muy ideal que en una entidad federativa su gobernador pida licencia para dejar el cargo, el hecho de que Javier Duarte lo haya decidido fue la mejor opción que pudo tomar ya que su imagen como gobierno y como gobernante estaba muy deteriorada, es por ello que consideró que sí era necesario que renunciara ante una imagen pública tan “maltratada”.

Jesús Muñóz de Cote piensa firmemente que nadie le dio la instrucción y que tampoco fue una orden de alguna cúpula de su partido, sino que cree que la decisión sí fue tomada por él mismo.

A pesar de que fue una opción bien seleccionada, no puede afirmar que sea una buena noticia, pues esto también mancha la imagen del estado.

LA DEUDA

Muñóz de Cote Sampiery dio a conocer que lo que el gobierno de Javier Duarte le sigue debiendo al sector empresarial es de alrededor de 50 a 100 millones de pesos.

“Lo que pasa es que hablando de constructores, estamos hablando de miles de millones de pesos, con eso es mucho más todavía”.

Declaró que ya han tenido pláticas con el gobernador electo quien les aseguró y se comprometió que revisará las cuentas pendientes, pues la misma CANACO consideraría que se les pagara a las “empresas fantasma” y no a las que comprobaron haber entregado el producto o servicio.

En cuanto a que pueda hacer por ellos Flavino Ríos Alvarado como gobernador interino en los próximos 46 días que tendrá para gobernar, dijo que no tienen muchas esperanzas, pues son realistas y más de 40 días no son nada para saldar una deuda.

“Mira, podemos ir y pedirle que les pague pero estos pocos días va a ser muy difícil que se tengan los pagos, nosotros lo pediremos, pero sabemos y estamos conscientes de que va a ser difícil así, hemos tenido una negativa del gobierno actual y no creo que en estos días se hagan estos pagos”.

Lo que si le pedirán es que haga algo con la inseguridad que se vive hoy en día y que en ciudades como Coatzacoalcos es insoportable, resaltó que también importa con que voluntad llegue este gobernador interino, pues si viene a que la transición sea más conflictiva, no tiene caso.

“Si va a llegar a buscar conflicto pues vamos a caer en lo mismo, la situación no va a mejorar y pues estaremos en lo mismo, yo creo que si es importante que quien venga tenga esa voluntad, estar consciente de que tiene que entrar con otro chip y con otra forma de trabajar y dedicarse a la transición”.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO