“La justicia es ridícula en México. Una muestra más la da el ex Gobernador de Sonora Guillermo Padrés. En el Excélsior su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “hay quien lleva la cuenta muy puntualmente en redes sociales. Guillermo Padrés, ex Gobernador de Sonora, va para dos semanas prófugo, desde que la Procuraduría General de la República (PGR) libró orden de captura por supuesto enriquecimiento ilícito y desvío de recursos por 8.8 millones de dólares. A estas alturas Padrés está escondido, prófugo, no se sabe si en el país o en el extranjero, y ha tramitado 40 amparos legales… todo pagado con dinero del pueblo. […] Proponen activar la Alerta Amber para encontrarlo, pues ni sus abogados lo ubican. Ya la pagará. ¿Lo duda usted?”. (sin embargo.com)