camacamaLa crisis política se ha manifestado plenamente en Veracruz por el movimiento iniciado por los alcaldes del PAN y del PRD para que el gobierno del estado les remita el dinero asignado por la federación, pero que a causa de la quiebra financiera del erario estatal se les ha retenido. Ante la expectativa del “rescate financiero” solicitado al gobierno federal, los alcaldes de ambos partidos iniciaron este movimiento, al que se sumarán los alcaldes que militan en el PRI. Si la sustancia del movimiento radica en el no pago, la negociación debiera ser tripartita: el que rescata, que es el gobierno federal; el normativamente responsable de la distribución, el gobierno del estado, y el orden de gobierno afectado, el gobierno municipal. Si el recurso llega la negociación resolverá el problema, salvo que la intención del movimiento conlleve propósitos de otra índole.