¡ADELANTE!
Por Pepe Valencia
24 de octubre de 2016

Desde hace tiempo se reconoce a Xalapa como ciudad de gente culta y politizada. Aquí PRD, PAN y Convergencia (Movimiento Ciudadano), han derrotado al otrora invencible PRI. Los ciudadanos votan de manera inteligente y diferenciada.

En las recientes elecciones, arrasó Morena, arrumbó al PRI al nada honroso tercer lugar y venció a la alianza PAN/PRD, en un resultado que se veía venir y que sólo los ciegos o necios insistían en negar.

Para la renovación de ayuntamientos del próximo año, se prevé que el partido de Andrés Manuel López Obrador triunfará en un gran número de municipios del estado, incluida a la capital.

Acaso a nivel  estatal no se convierta aún en la primera fuerza electoral. No es menester poseer bola de cristal para anticipar un desenlace de tercios, si bien le va al PRI y no lo arrinconan a un lejano tercer sitio.

Cuando una semana antes del 5 de junio pronostiqué que Miguel Ángel Yunes Linares se alzaría con la victoria por la gubernatura, se me vinieron encima furiosos y obnubilados priistas.

Les expliqué en su momento y lo repito: no es necesario ser adivino para saber el resultado. Bastaba platicar con la gente del pueblo. Nadie quería al PRI y la mayoría confesaba que su voto sería en contra.

Sucedía algo similar a lo de Estados Unidos. Desde que Donald Trump arrancó su burda y alocada carrera por la presidencia, se percibió que iba directo a la derrota. Sólo unos cuantos aturdidos igual que él,  se empeñan todavía en concederle posibilidades.

La presidenta de los Estados Unidos será Hillary Clinton y no porque sea la mejor, sino porque Donald Trump es el peor candidato que los republicanos pudieran haber escogido. La prueba es que muchos están arrepentidos. Ya es tarde.

Volviendo al caso de Xalapa, el próximo presidente municipal será el candidato que postule Morena, salvo que, parafraseando a Andrés Manuel López Obrador, sea “un burro o una vaca”.

Circula la especie de que el candidato de Morena podría ser David Velasco Chedraui. El presidente estatal de este partido, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, ha declarado que no.

Por el lado del PAN, se perfila Justo Fernández Ávila y si lo confirman, es probable ganador sólo si enfrentase a un pésimo candidato de Morena.

Nada está escrito. Lo que sí podemos adelantar es que quien vaya por el PRI, sea quien sea, es “nacido para perder”… en Xalapa.