hermana

Veracruz – 2016-10-07 – Imagen del Golfo / Esas fueron las palabras que Octavio García Baruch le dijo a su hermana Dovianid Carranza Baruch a un mes de su desaparición en el puerto de Veracruz junto con Génesis Deyanira Urrutia Ramírez y Leobardo Arroyo Prado.

La hermana del desaparecido estuvo presente en el estudio del noticiero “Ciro Gómez Leyva por la mañana” y fue entrevistada por el conductor y una colaboradora, ahí Carranza Baruch dio a conocer que un mes antes de que desapareciera, Octavio le comentó que los estaban vigilando.

“Un mes antes de que a él se lo llevaran me mandó mi regalo, yo cumplo en diciembre y me mandó mi regalo y se me hizo muy raro y de hecho él me dijo hermana nos están halconeando y le dije ¿qué es eso?, nos están checando todo el tiempo afuera dijo”.

Aunque Dovianid no sabe a ciencia cierta quiénes son los autores de la desaparición de su hermano, dijo que todo el mes antes de que se lo llevaran, sucedieron muchas cosas raras como un robo a una vecina suya que al parecer la confundieron con ella por su semejanza física.

EXIGE AL PRESIDENTE

Pido al presidente Enrique Peña Nieto y al gobierno de Veracruz, que mi hermano y los otros tres jóvenes aparezcan, “queremos saber dónde están, vivos o muertos”, dijo Dovianid Carranza Baruch, hermana de Octavio García Baruch, desaparecido en Boca del Río la semana pasada.

La compungida entrevistada hizo un paréntesis en la entrevista para dar a entender que si algo le pasaba a partir de aparecer en pantalla en el noticiero, le adjudicaba la culpa a los captores de sus hermanos hoy desaparecidos.

“Cualquier cosa que me pase a mí, yo no tengo enemigos, soy una maestra enamorada de mi trabajo con una buena trayectoria, si a mí me llega a pasar algo, culpo a las personas que se llevaron a mis hermanos y a estos chicos”. Cuando Ciro Gómez Leyva le preguntó que ¿quiénes podrían ser los que se llevaron a sus hermanos? La mujer no supo decir quiénes y tampoco hablar de más o menos.

Dijo haber asistido al espacio noticioso para solicitar ayuda a todos pues nunca imaginaron estar en las circunstancias actuales, pidió ayuda al presidente Enrique Peña Nieto, a la Fiscalía General del Estado de Veracruz y a Javier Duarte de Ochoa, gobernador del estado para que aparezcan todos los jóvenes que fueron desaparecidos presuntamente, de manera forzada.

ESTABAN POR IRSE

Develó tener mucho miedo y que ella y su hermano Octavio ya estaban a punto de pedir asilo político en otro país y que incluso se iban a ir de México pues estaban ya con mucho miedo a tal grado que era ahora vive con una psicosis tremenda la cual le hace pensar que siempre la están siguiendo, pues pasaron muchas cosas en los días antes de que se llevaran a Octavio.

Contó también que su hermano viajaba a la Ciudad de México debido a que cada determinado tiempo él y su mamá tomaban sesiones de tanatología para atravesar bien el proceso de aceptación de que su hermano Gustavo ya estaba muerto.

“El 22 de Septiembre mi mamá cumple años y normalmente nos reunimos, él mi mamá y yo, le pregunto yo a Octavio ¿qué sabe del güero? (su hermano Gustavo, el primer desaparecido), y Octavio me dice no vuelvas a hablar de él, él ya no está con nosotros, él ya no va a estar sufriendo, los que estamos sufriendo vamos a ser nosotros, caso cerrado, y le dije ¿cómo sabes eso?, porque me lo dijo una persona de la policía, le dije ¿estás seguro que era un policía? Y me dijo pues no se pero me dijo tu hermano ya está ejecutado y tú eres el último cabo suelto”, esto asegura le comentó Octavio el 22 de septiembre pasado en Acayucan Veracruz, lugar de origen de ellos y ciudad que ya no visitaban mucho por temor.

DESMIENTEN VÍNCULOS CON NARCOTRÁFICO DE ESTUDIANTE DESPARECIDO

Después de que Génesis Deyanira Urrutia Ramírez, Octavio García Baruch y Leobardo Arroyo Prado desaparecieran el pasado jueves y un cuarto joven estudiante del tecnológico también desapareciera, las líneas de investigación mencionadas por la fiscalía del estado apuntan a que García Baruch tiene antecedentes criminales por robo, portación de arma de fuego y posesión de enervantes.

Pero esta mañana, en el espacio noticioso de Ciro Gómez Leyva, la hermana de Octavio García explicó por qué su hermano tiene esos antecedentes, de cuando sucedió y confirmó porqué este hecho se guardaba como un secreto familiar.

EL PRIMER INFIERNO

Dovianid Carranza Baruch explicó que por primera vez comentaba este caso que había quedado herméticamente guardado en la familia.

“En el 2012 nos levantan a mi hermano Octavio García Baruch, a mí y a un amigo de él, íbamos los tres en mi automóvil, nos levantan en Acayucan, Veracruz cerca de una colonia que se llama La Lealtad, precisamente íbamos por mi hermano Gustavo y mi primo, pero en la esquina nos interceptan unas camionetas muy parecidas a las que usa las del gobierno, no se te decir si eran del gobierno o no, no se si hayan sido ellos, era un comando armado uniformado con esas vestimentas que usa la policía del gobierno”.

Un poco nerviosa y titubeante, Dovianid relata que fue en un retén donde los detuvieron, desconoce si el retén era oficial o una farsa delincuencial pero que en ese momento los bajan a todos mientras preguntan extrañados que pasa, en ese momento en otro punto, muy cerca su hermano Gustavo y un primo ven todo y se van. El comando armado los lleva y mete a un lugar desconocido, los amarran “como iguanas”, expresión de uno de los captores y nunca les dicen el motivo por el que los detienen. Luego de amedrentar a Octavio con amenazas de abusar de Dovianid, le preguntan al hermano ¿cuánto le puede dar a los delincuentes por dejarla libre. Acto seguido pasan una motosierra encendida cerca del cuello de los tres.

“Yo estaba recién operada, de hecho él (su hermano Octavio) me llevaba al médico, de todo el esfuerzo, el miedo, los golpes (que recibió en aquel entonces) me empecé a desangrar y literal, me orino y entonces ellos me empiezan a tocar y a decir palabras muy obscenas y entonces le dice uno al otro-¿qué te parece si te la echas tú primero?- y entonces mi hermano se logra desatar y se les va a golpes”.

Dovianid muestra en ese momento fotos de su hermano en competencia de Kick Boxing y en sus estudios como químico. La mujer sigue contando que los delincuentes contactaron a la madre de ellos y le piden una cantidad, luego de que la madre y el padre de sus hermanos logran hacer una “vaquita”, Dovianid es soltada pero se quedan con Octavio, la forma de relatar de la mujer en el programa denota miedo y que revive por los aterradores momentos.

Prosiguiendo con la narración de los hechos, Dovianid cuenta que los maleantes piden otra cantidad por el chico, pero la madre les dice que ya no tienen dinero y los maleantes ya no negocian.

“Al otro día sale en el periódico el encabezado de que cae una banda de secuestradores, narcomenudistas, posesión de armas del ejército carro robado y en las fotos aparece mi hermano, lo meten a la cárcel y pasa 8 días…las autoridades empiezan a pedir a los que hayan sido víctimas de secuestro que lo señalen si lo recuerdan pero no hay nadie que lo señale; mi carro me lo desmantelan totalmente, dicen que en mi carro llevaban no se cuántos kilos de droga y de cocaína”.

2015, EL SEGUNDO INFIERNO

Pasan 3 años en los que la familia olvida el bochornoso y desesperante hecho y para el 2015 los hermanos se van a estudiar a Veracruz puerto en donde los empiezan a acosar junto con los dos jóvenes con quienes vivían en esa casa, acosos que aseguró Dovianid, hay videos en donde hombres entran a hacerles preguntas e incluso se oye la voz de Octavio diciendo “ahí vienen otra vez”.

El doce de octubre de aquel año, luego de que Dovianid regresa de un viaje a Estados Unidos, es enterada de que su hermano Gustavo García Baruch había sido levantado.

“Ese día mi hermano Gustavo García Baruch es levantado junto con otros 3 chicos más es sacado de su casa en el puerto de Veracruz, tiran el portón como si tiraran una tabla, un portón muy grande, se llevan todo lo que hay ahí y encuentran tirado un teisser, eso fue un lunes, a mí se me avisa el martes y vamos todos a Veracruz a iniciar la búsqueda, vamos a la fiscalía, es muy negligente la situación, a los cinco días nos llamaron y nos dijeron –ya nos los busquen, ya fueron ejecutados-“.

Hasta el día de hoy no se sabe nada de Gustavo y su paradero.

Hay actualmente tres versiones de cómo fueron privados de su libertad los tres jóvenes estudiantes, una asegura que fueron sacados de la casa de Deyanira, otra señala que la última vez que los vieron fue abordando un taxi y una tercera emitida por el padre de Génesis, que fue en plena vía pública donde los levantaron.

La hermana reconoce a Génesis como amiga de su hermano y dijo haber tenido contacto con Octavio el miércoles 28 de septiembre, un día antes de la desaparición.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO