Daniel Cordero Gálvez
Daniel Cordero Gálvez.- Foto redes sociales.
Agencias/

El notario Daniel Cordero Gálvez, uno de los involucrados en el caso de las empresas fantasma de Veracruz, exige que el PRI le ofrezca una disculpa pública y una indemnización de seis millones de pesos por daño moral.

La exigencia del notario ocurre luego de que el 27 de septiembre, la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI suspendió los derechos del gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte, y de otros seis funcionarios, entre los que estaba Cordero Gálvez, por su presunta participación en delitos de corrupción; sin embargo, el notario negó ser militante del PRI o estar vinculado con el mandatario con licencia.

A raíz de ello, “se ha venido ocasionando un daño moral en la persona del licenciado Daniel Cordero, a tal grado que ha recibido amenazas, vejaciones, insultos en su persona ocasionado directamente porque lo vinculan con una serie de servidores públicos del gobierno de Javier Duarte”, aseguró Hugo Rascón, abogado del notario, en entrevista con Radio Fórmula.

“Lo que queremos nosotros por parte de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, y en su momento, inclusive el presidente del partido, que se reconozca de manera pública que el licenciado Daniel Cordero Gálvez no es militante del partido”, señaló el abogado.

Consulta aquí el especial: Las empresas fantasma de Veracruz.

Al ser cuestionado sobre qué le piden al PRI, el defensor del notario explicó:“pedimos una disculpa pública, de manera globalizada, que digan ‘nos equivocamos’, y estamos solicitando una reparación del daño, consistente en seis millones de pesos, pero no para el licenciado Daniel Cordero sino para el Colegio de Notarios de Veracruz”.

Daniel Cordero Gálvez fue el notario que dio fe de la constitución de tres empresas: Publicidad Akkira, el 16 de mayo de 2012; Marvercarr, el 30 de julio de 2012; y Bloques 2DM, el 31 de mayo de 2013.

Los domicilios de esas compañías corresponden a terrenos baldíos o casas semi abandonadas.

Sobre este punto, el abogado del notario indicó: “la participación del licenciado Daniel Cordero en la supuesta creación de empresas fantasma solamente se limitó a constituir esas sociedades, exclusivamente, de lo que pasa después, las actividades económicas y financieras y tributarias que tengan estas empresas, eso ya no le corresponde a él ni a ningún notario”.

En el sexenio de Fidel Herrera, Daniel Cordero fue designado como notario adscrito a la notaría número 29 y en el gobierno de Javier Duarte fue ratificado como titular de la notaría número 16.

Con información de Radio Fórmula/Animal Político.