camacama

En su tarea fiscalizadora, la Auditoría Superior de la Federación tiene en Veracruz una rica mina de anomalías qué denunciar. En ese contexto acaba de anunciar que presentó 8 nuevas denuncias ante la PGR contra el gobierno de Veracruz por un daño patrimonial que se aproxima a los 5 mil millones de pesos, referidos a recursos del Fonden y las destinadas a la infraestructura educativa. Respecto de estos recursos, mil 773 millones de 2014 se desviaron para pagar nómina. De la Cuenta Pública 2013 se ejercieron de 531 millones de pesos destinados a realizar obras de reconstrucción por desastres naturales, pero no se llevaron a cabo. En realidad, todas las Cuentas Públicas 2011-2015 revisten una serie de anomalías a las que le siguen pistas, porque dejaron más huellas que un mapache.