rojo
Agencias

Ya hay órdenes de aprehensión en contra de dos de los más controversiales ex funcionarios del régimen de Javier Duarte de Ochoa: el antiguo titular de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita y el ex secretario del Trabajo, Gabriel Deantes Ramos, ambos señalados por la picota pública como dos de los servidores públicos más enriquecidos en el sexenio que aún no concluye.

Las órdenes fueron giradas por un juez.

Arturo Bermúdez Zurita, se desempeñó como Secretario de Seguridad Pública desde el inicio del gobierno, hasta agosto de este año, luego de que la prensa ventiló la riqueza que posee. Se le acusa de los delitos de tráfico de influencias, abuso de autoridad y enriquecimiento ilícito.

El otro es  Gabriel Deantes Ramos, cuyo último puesto en la administración pública fue como titular en la Secretaría del Trabajo, Previsión Social y Productividad, y cuya renuncia se hizo pública en junio.

Deantes Ramos es uno de los ex colaboradores del duartismo que más presumió su fortuna, evidenciando sus excesos y “buena vida” a través de las redes sociales. Se le imputa del delito de enriquecimiento ilícito y mal uso de los recursos públicos.

Por su parte, el gobernador electo de Veracruz, Miguel Yunes Linares afirma que habrá cárcel para todos aquellos servidores públicos que llevaron al estado al quebranto financiero para alimentar sus cuentas bancarias personales.