Astrolabio Político
 Por Luis Ramírez Baqueiro

“En la vida no hay premios ni castigos, sino consecuencias.” – Robert Green Ingersoll.

Queda muy claro que para terminar la administración estatal, el nerviosismo de los integrantes del duartismo llega ya a niveles de pánico, la presencia en la entidad de elementos de la Procuraduría General de la República (PGR), así como de grupos elite de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), visitando dependencias, cateando propiedades, les ha comenzado a provocar un “pavor nocturnus”, sabedores de que todo lo que hoy poseen ha sido producto de su mal habida propensión a meterle mano al cajón.

En paralelo, los responsables de la peor crisis que sufre la entidad, han comenzado a ejecutar algunas acciones por demás suicidas en contra incluso de sus propios compañeros de administración, o filtrando versiones periodísticas falsas de supuestos cateos en propiedades del gobernador Electo, Miguel Ángel Yunes Linares, que han obligado a profesionales del periodismo, con 40 años de experiencia a tener que pedir disculpas públicas por versiones sin fundamento, como tuviera que hacerlo Edgar Hernández, a quien desde aquí, le reconocemos su profesionalismo y entrega.

La más reciente versión de estos ataques salidos desde el Edificio El Olmo donde aseguran ya ni camina el “totol sin plumas”, en complicidad con el dueño de las llaves de duartilandia –el famoso arengador, como ahora le dicen-, se profirió en contra del secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado, a quien responsabilizaron de haberse apersonado ante legisladores locales electos del PRI en el Fiesta Americana de Boca del Río, en donde les impartió un curso de capacitación.

La infamia evidentemente busca desdorarle la posibilidad de ser considerado dentro de la terna que analiza ya la Presidencia para hacerse cargo del gobierno estatal, ante la inminente salida de Javier Duarte, y con ello, transitar hacia la transmisión de mandato, al nuevo gobernador electo.

Para ello, hicieron correr la escena de que en un acto por demás suicida, el secretario de Gobierno, habría proferido la versión de que era más fácil que Miguel Ángel Yunes Linares no llegará a tomar posesión, que el aun gobernador en funciones renunciase.

Cuestionado por este reportero, el propio Ríos Alvarado reconoció su presencia en el evento, a donde aseguró que asistió en su calidad de ex legislador, para intentar transmitirles su experiencia, mediante un ejercicio de capacitación en temas relacionados a las funciones que el propio artículo 33 de la Constitución Local faculta, así como otras acciones relacionadas con su encargo, a donde jamás mencionó la versión que ya circula en redes y en algunos medios.

El pánico que comienzan a sufrir los integrantes del gobierno duartista se justifican en el hecho de que el pasado lunes, el mandatario estatal, convocó a una reunión – comida con legisladores federales y locales en la recientemente reabierta “Casa Veracruz” y a la que ninguno se presentó, pues han sido ya reconvenidos por parte de la instancia responsable de la política interior del país para desmarcarse del ejecutivo, so pena, de pagar con cárcel, todas sus pillerías.

Le podemos adelantar en exclusiva que en horas habrá de darse también un conclave precisamente con los que no asistieron en la que habrán de estar presentes todos los delegados federales, para ahí conocer la instrucción que envía el Enrique Peña Nieto, jefe de las instituciones del Estado Mexicano, y al que también, andaban los nerviosos testaferros del feneciente duartismo queriendo endilgarle campañitas.

Comprobado está, que la física y la política son ciencias paralelas, y aquellos, a quienes les gusta ir en contra de la tercera ley de Newton, seguramente pagaran las consecuencias.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx