sefiplan

Sociedad 3.0

Pocas veces se habrá podido ver en Xalapa que pobres y ricos coincidan en emplear los mecanismos de lucha proletarios para manifestar su molestia, angustia y rabia contra un régimen de gobierno que mantiene postrados a todos los sectores sociales sin excepción, públicos y privados.

Los pudientes constructores de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) bloquearon calles este jueves para exigir al Gobierno del Estado que les pague los adeudos que tiene con ellos desde hace ¡cinco años!

No demeritando su poder económico, pusieron incluso un  tractor enfrente de la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN), y bloquearon las avenidas Ruiz Cortines y Xalapa con un tráiler y una pipa.

El vicepresidente nacional de la CMIC, Salvador Reséndiz Ruiz, señaló que por obras en la zona norte de Veracruz el Gobierno les debe 250 millones de pesos desde hace cinco años, lo que afecta a 26 empresas de forma directa.

Recordó que en este régimen han sido cerradas 14 constructoras del norte de Veracruz al cien por ciento y otras se encuentran en proceso de vender sus activos, maquinaria y terrenos. En otros casos realizaron obras sin contrato por un monto de 150 millones de pesos.

El tesorero de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en la zona norte, Reynold Pérez Hernández amenazó con que si no les pagan “vamos a incendiar la pipa que trajimos para la manifestación.

Junto a los acaudalados constructores de CMIC,  trabajadores del Ingenio San Francisco que reclaman la entrega de recursos destinados a un fideicomiso también se encuentran apostados a la entrada de la dependencia.