Ciudad de México- 2016-10-2211:28:32- Para Andrés Manuel López Obrador, los exgobernadores de Veracruz y Sonora, Javier Duarte y Guillermo Padrés, respectivamente, no se escaparon por pura corazonada, sino porque les advirtieron de acciones en contra de ellos.

En un video que posteó en su perfil de Facebook, en un discurso en Chihuahua, culpa directamente a los expresidentes Carlos Salinas de Gortari y Felipe Calderón, así como el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

El líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) acusó que ellos acordaron que, \”lavarse las manos\”, sólo juzgarían a dos gobernadores acusados de corrupción; uno de Acción Nacional (PAN) y otro del Revolucionario Institucional (PRI).

“Dos chivos expiatorios; Javier Duarte, de Veracruz y Guillermo Padrés, de Sonora. Tengo esa información. Además que se pactó y hasta les avisaron, por eso tuvieron tiempo de huir. No les garantizaron que nos los vayan a detener, pero sí les dieron, como se dice en el argot de la delincuencia, el pitazo”, indicó.

Obrador advirtió que ya no se habla de César Duarte, exgobernador de Chihuahua ni de Roberto Borge, exmandatario de Quintana Roo, ni de Francisco Vega de la Madrid, de Baja California, ni de los 900 millones de pesos que recibió para su fundación Josefina Vázquez Mora, autorizados por Enrique Peña Nieto.

“Ya le pararon con eso y sólo a dos; al Duarte de Veracruz y a Padrés de Sonora, nada más que no nos vamos callar, vamos a seguir denunciando la corrupción y tiene que ser parejo en serio y tiene que tocar a fondo, acabar con ese cáncer que tanto daña a México”, indicó.

SDP Noticias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO