panuco

Monterrey – 2016-10-08 – Proceso / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO El exdirector del organismo estatal Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM), Emilio Rangel Woodyard, fue sancionado con casi 224 millones de pesos y cinco años de inhabilitación para ocupar cargos públicos en Nuevo León, por las irregularidades detectadas en la licitación de la Planta de Secado Térmico de Lodos a Baja Temperatura.

De acuerdo a lo publicado por Proceso, Rangel, cercano al exgobernador Rodrigo Medina, fue el principal impulsor del cuestionado plan hidráulico Monterrey VI, que ya fue desechado por el actual mandatario Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco.

Según un comunicado difundido este viernes por el gobierno estatal, además de la multa por 223 millones 987 mil 262.63 pesos, equivalente al monto de los daños y perjuicios causados, a Rangel se le aplicará un procedimiento de responsabilidad administrativa, por lo que durante cinco años estará inhabilitado para ocupar cargos públicos.

La Contraloría estatal estableció ese fallo por las irregularidades detectadas en la licitación, contratación, adquisición e instalación de la Planta de Secado Térmico de Lodos a Baja Temperatura, destinada a la Planta de Tratamiento de Agua Residual en el poblado de Dulces Nombres, perteneciente al municipio de Pesquería, ubicado 30 kilómetros al norte de la capital.

La licitación sería la misma por la que El Bronco anunció en 2015, días antes de asumir la gubernatura, que investigaría a la empresa Multimedios, dado que se veía como una irregularidad que su filial Comercializadora Jubileo SA de CV obtuviera el contrato por 538.8 millones de pesos, según dio a conocer el diario El Norte.

En la nota se explicaba que el giro original de Jubileo era la compra-venta de equipos y juegos mecánicos para parques de diversiones, pero inesperadamente cambió su orientación a tratamiento de residuos.

DETIENEN LLEVAR AGUA DE PÁNUCO A MONTERREY

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, aseguró que el proyecto Monterrey VI para traer agua del río Pánuco a la zona metropolitana, queda descartado y también se cancelará el contrato que la anterior administración de Rodrigo Medina, firmó con la constructora Higa, debido a los altos costos que representa para la entidad.

Rodríguez Calderón expuso que su administración asumirá las consecuencias legales y económicas que esa decisión represente para el estado, pero no se puede continuar con una obra que ha sido tan cuestionada. Recordó que el mismo se pronunció en contra de su realización.