ASFCiudad de México- 2016-10-3113:09:28- Por lo menos 30 millones de pesos del presupuesto de seguridad nacional destinado para el mantenimiento y operación de penales federales en 2014, se destinaron para la adquisición de camionetas de lujo y viajes aéreos ejecutivos para altos funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Así lo dio a conocer la Auditoría Superior de la Federación (ASF), instancia que el pasado 12 de septiembre interpuso una denuncia penal ante la PGR por éstas y otras irregularidades, como son gastos sin justificar, contratos por bienes de los que no hay evidencia que se hayan entregado y falta de documentos originales relacionados con inversiones.

Los probables responsables de las irregularidades, son funcionarios del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS), que depende de la Segob. En 2014 el titular de dicho órgano era Juan Ignacio Hernández Mora.

De acuerdo con los resultados de la auditoría financiera y de cumplimiento 0045 practicada a los rubros de gastos y equipamiento de 2014, en vez de invertirse los recursos en el mantenimiento y operación de los penales se gastaron más de 17 millones de pesos en la adquisición de 7 camionetas tipo suburban blindadas; en promedio cada vehículo superó los dos millones de pesos.

De entrada los auditores indicaron que no se presentó justificación alguna que acreditara la necesidad de esos vehículos y menos aún que para su adquisición se hayan utilizado recursos de la partida de “Gastos de Seguridad Pública Nacional”.

Lo que se limitó a decir la Segob fue lo siguiente: “Para el OADPRS esta contratación fue prioritaria, ya que permitió otorgar elementos de seguridad para la protección de los servidores públicos que lo requieran por motivo de seguridad pública, los cuales fueron distribuidos a los servidores públicos del OADPRS y de la Secretaría de Gobernación”.

Lo que dice la ASF es que a pesar de esta respuesta “no se acreditaron los supuestos de urgencia, riesgo y confidencialidad extrema”.

Las irregularidades con los vehículos no terminaron ahí. Tres de las camionetas no fueron entregadas a funcionarios del sistema penitenciario federal, sino que se las enviaron a “altos funcionarios” de la Segob y que esto ocurrió de manera temporal.

En la revisión de las cuentas, la ASF concluyó que no se proporcionó evidencia alguna de la supuesta solicitud “de uso temporal” de las camionetas; aunado a eso, no hay documento que demuestre la “fundamentación, motivación, periodo de comisión y usuarios de dichas unidades”.

En conclusión, la ASF estableció que no hay documentación que ampare el haber usado recursos de seguridad nacional destinados a los penales federales, para haber adquirido camionetas blindadas y menos para haber entregado tres de ellas a altos funcionarios de la dependencia que encabeza Miguel Ángel Osorio Chong.

Con información de AnimalPolitico
http://www.animalpolitico.com/2016/10/gobernacion-penales-camionetas-lujos-auditoria/

Animalpolítico.com / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO