ASFPocos quisieran estar en los botines de quienes deben solventar las observaciones de auditorías formuladas por la Auditoría Superior de la Federación al gobierno veracruzano, el monto delas observaciones por mal manejo es de 38 mil millones de pesos, cifra nada despreciable cuyo destino debe ser respaldado con documentos probatorios. Sin embargo, parece que por lo menos 20 mil millones de pesos tienen que ser reintegrados a la federación, contante y sonante, ¿de dónde los sacarán? De los 18 mil millones de pesos todavía se pueden presentar las pruebas de su destino que, según explican, se aplicaron al pago de sueldos, prestaciones de seguridad social y pensiones. Pero hubo deficiencias en el manejo y falta documentación comprobatoria del gasto.