“Bajo Reserva, donde asegura que: “tanto el PAN, como el PRI, vieron ganar a su líder nacional en el debate que la mañana de ayer organizó en su programa matutino el periodista Carlos Loret de Mola. En el PAN aseguran que Ricardo Anaya ‘vapuleó’ y ‘exhibió’ al Presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, y que lo obligó a jugar su juego, pues fue más reactivo que proactivo. En el PRI vieron las cosas al revés. Aseguran que Ochoa ‘apaleó’ a Anaya y marcó la diferencia entre su partido que actúa contra los gobernadores acusados de corrupción, mientras que él no ha hecho mucho por ir en contra del ex mandatario estatal de Sonora. En lo que PRI y PAN coincidieron es que la pPesidenta del PRD fue la que menos se preparó para ir al debate y quedó fuera de la pelea. Aunque en su partido aseguran que fue la única que privilegió las ideas sobre la confrontación. Así que ante la falta de aceptación de la derrota el verdadero ganador fue el formato del debate, pues lejos de los modelos acartonados de los ejercicios oficiales, en esta ocasión se mostró una verdadera discusión que permitió ver la habilidad de los personajes para atacar, defenderse, contraatacar y demostrar quién tiene y quién no propuestas”. (sin embargo.com)