camacamaToda la retahíla  informativa del Orfis poniendo al descubierto las irregularidades que detectó en la Cuenta Pública 2015 del gobierno estatal es asunto que la población veracruzana sabía de oídas pues ha sido tema de conversación cotidiana los años que lleva la administración de gobierno 2010-2016. El desmesurado crecimiento de la deuda era una incógnita que paulatinamente se va despejando al igual que su apocalíptico manejo: se descubre en la Cuenta Pública 2015 que no se comprobaron 4 mil 798 millones de pesos contratados para inversión productiva porque no hay obras, ni se demostraron avances financieros ni de obra; y lo mismo ocurre con otro préstamo por mil 338 millones de pesos también para inversión productiva. Un verdadero desgarriate que debe ser esclarecido, ¿adónde se fue tanto dinero?