Mientras el Secretario de Salud, Fernando Benítez Obeso aclara que Ricardo Sandoval renunció por motivos de salud a la dirección de Administración de los Servicios de Salud de Veracruz, la Fiscalía General del Estado ya lo busca para aplicarle la orden de aprehensión que giró en su contra, acusado de desviar 6 millones de pesos pertenecientes a la empresa GB Plus-intermercado. Además, se le investiga por la compra de medicamentos caducos; más lo que seguramente le surgirá una vez que se descubra el enorme desvío de recursos en esa dependencia, cuyo titular ignora cómo se manejaron los dineros en esa institución totalmente colapsada.