tato-4
Eduardo Vega Yunes, “el Tato”, ex panista y luego duartista.
Sociedad 3.0

La Junta Especial de la Local de Conciliación y Arbitraje le ordena al director de la Comisión de Agua y Saneamiento del Estado de Veracruz (CAEV), Eduardo Vega Yunes, alias “el Tato”, que en un término de 3 días pague una cantidad de alrededor de 7 millones de pesos a un trabajador que fue despedido en 2008, por concepto de indemnización constitucional y otras prestaciones, incluidos los salarios caídos, apercibiéndole de que en caso de no obedecer, el funcionario sufrirá un arresto hasta por 36 horas.

Mediante el oficio número 2528, el presidente de la Junta recuerda que la CAEV no ha dado cumplimiento al oficio 2766 de fecha 10 de noviembre de 2015 por medio del cual se le ordenó realizar el pago correspondiente a la parte actora, de tal manera que ahora nuevamente se le ordena realizar el pago en un término de 3 días, pero se le apercibe de que en caso de no hacerlo será arrestado hasta por 36 horas, según lo dispone la fracción III del artículo 731 de la Ley Federal del Trabajo.

El detonante de este conflicto fue que el contador Gabriel Deantes Ramos, sectetario del Trabajo, Previsión Social y Productividad del Estado manipuló y retrasó la solución de un litigio laboral existente al haber interferido para evitar que la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV) liquidara el adeudo por salarios caídos a un trabajador que fue injustificadamente despedido desde el año 2008.

El despido fue ejecutado por el director Antonio Benítez Lucho, quien ejerció la titularidad de esa institución de enero de 2008 a enero de 2009.

Presentada la demanda y seguida la secuela procesal, finalmente en junio de 2015, la Junta Especial Número Cinco de la Local de Conciliación y Arbitraje del Estado de Veracruz, dictó -forzada por el Poder Judicial Federal- un laudo en el juicio 418/III/2008-V, en contra de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz.

El trabajador solicitó por medio de sus abogados la ejecución de dicha resolución, que ascendía a más de 6 millones de pesos.

El director general de CAEV, Francisco Valencia, expresó su disposición para finiquitar el adeudo con el trabajador y así dar por concluido el juicio.

Sin embargo, fue impedido por el secretario de Trabajo, Gabriel Deantes Ramos, quien solicitó al organismo referido que no pagara y además vaciara sus cuentas bancarias para impedir un eventual embargo y luego pidiera una “prórroga” para pagar.

Esta prórroga, según el despacho, es jurídicamente inexistente en la ley laboral, la cual ordena el inmediato y eficaz cumplimiento de las resoluciones judiciales.

Esto elevó el juicio, el cual se incrementó diariamente a razón de 2 mil 153 pesos y 93 centavos, hasta llegar a la actual cantidad de 7 millones de pesos aproximadamente.

oficio

VEA INFORMACIÓN ANTERIOR:

http://www.sociedadtrespuntocero.com/2015/11/expone-deantes-al-gobernador-a-otra-amenaza-de-destitucion/