duartelicencia

Escribe Katia D’Artigues: “Está difícil que Duarte salga bien librado, pero aún no está sentenciado[…], es importante que las acusaciones se prueben, con respeto a su debido proceso, y sea incontrovertible su responsabilidad y pena […] Sólo falta que ahora Duarte —[…]— no se vuelva de pronto ‘víctima’ y casi casi ‘chivo expiatorio’. No hay que perder de vista lo que pase en Veracruz, que no por irse Duarte se acabarán los problemas” (El Universal). Carmen Aristegui: “Veracruz entró en una fase de aceleración de un proceso político-judicial cuyo desenlace es de pronóstico reservado (…) La gestión de Duarte se caracterizó por graves violaciones a derechos humanos; índices de violencia desbordados; persecución y asesinatos de defensores de derechos humanos y periodistas, […] señalamientos por corrupción, desvíos y abusos de poder.[…]. La Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha señalado que más del 90 por ciento de las irregularidades detectadas, en un monto de 35,000 millones de pesos, han quedado sin ser solventadas”. [Reforma). Entre muchos otros.