“En La Jornada, el periodista José Agustín Ortiz Pinchetti, escribe que: “sólo vi el último debate presidencial en Estados Unidos. Donald Trump, […]: me recordó a un gringo borracho exigiendo a gritos una margarita en un bar de Cancún. La señora Hillary Clinton, […]. Imagen presidencial. […] nada acaba hasta que se acaba. Trump tiene menos posibilidades que un equipo que llega a la novena entrada con pizarra adversa 16 ‘vs’ 2. Gane quien gane México puede temer que en 2017, en una situación económica extremadamente vulnerable, […] una nueva ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). […] estamos en una gran vulnerabilidad política. […] además la pérdida de la legitimidad de nuestros representantes. Enrique Peña Nieto y su equipo han cedido cuanto les han pedido […]. Desde la forma en que se manipularon los votos en 2012 y después en el desempeño cada vez peor del gobierno. […] corrupción, represión, simulación, encubrimientos, denegación de justicia,..”