Ya que estamos en plan de instaurar el modelo anticorrupción en México, lo primero que se antoja es exhibir las lacras del pasado, y del más reciente pasado como método inductivo para la educación política de las nuevas generaciones. De allí que la propuesta de Andrés López Obrador para que se investigue la riqueza “mal habida” de Fox no sea descabellada, lo propone precisamente en el corazón de San Francisco del Rincón en donde se localiza el rancho “San Cristobal”, propiedad del ex presidente que, según López Obrador y las malas lenguas que bien conocen de este asunto, estaba embargado antes que Fox asumiera la presidencia de México. Sin embargo, el rancho creció en tamaño y recursos después de la presidencia de Fox, ¿cómo y por qué? sería saludable que se informara.