Del otro lado del Cristal
Por Jorge Manrique
08 de noviembre de 2016

“El hambre no existe por falta de dinero o producción agrícola ni por ausencia de tecnología, el hambre existe por falta de vergüenza de gobernantes que no se preocupan por el pueblo pobre”. Lula da Silva

Veracruz está en shock, se encuentra paralizado, las deudas crecen todos los días, un gobernador con licencia que se esfumo en el aire, deudas que crecen todos los días, un gobernador que atiende las necesidades del estado en su camioneta vía teléfono celular, alcaldes en palacio municipal, otros más en Casa Veracruz y sesenta más de ellos en el Senado de la Republica y marchando a la Secretaria de Hacienda, pidiendo el apoyo del Senador José Francisco Yunes Zorrilla y de Pepe Meade.

Tortuoso el inicio de quien hoy gobierna Veracruz. Flavino Ríos Alvarado, trata a todas luces de mantener con vida una administración mal administrada por Javier Duarte, quien no tuvo escrúpulos para saquear a la entidad, que robo, dejo robar y que lleno su administración de  corrupción e inseguridad, que lastimo y dejo quebrado al Instituto de Pensiones y al borde de la parálisis a la máxima casa de estudios “La universidad veracruzana”.

Sin embargo la presión de los alcaldes de todos los grupos; De los Senadores de la Republica, en especial de José Francisco Yunes Zorrilla, amigo personal de Pepe Meade Secretario de Hacienda, un hombre íntegro, comprometido con su gente, lograra destrabar en los próximos días un rescate a la entidad blindado para que el recurso llegue a quienes lo necesitan y no se vuelvan tentación para otros y se valla una vez más a la licuadora del Gobernador en turno.

Como lo señalara el Senador Oriundo de Perote.  Al final el rescate de Veracruz abre la esperanza para un cambio real del paradigma público, que deseamos será para bien de la entidad y todos sus habitantes.

Pepe Yunes analiza, cauto como siempre visualiza las posibles líneas del rescate, busca un blindaje casi perfecto, se apoya en los alcaldes del PRI, pero también tiene en la bolsa a muchos alcaldes del PAN, para quienes llego el recurso vía Pepe Yunes. Pero sabedor que no hay blindaje que garantice que no vaya a parar a manos de unos cuantos.

José Francisco egresado del ITAM, no es un político de barrio, Yunes sabe que son pocos los exgobernadores que viven modestamente. La inmensa mayoría de quienes han ocupado la gubernatura de algún estado son personas y familias que entraron al grupo de los ricos, quienes logran la riqueza vía el gasto público. Y más cuando se trata de pandillas estilo lo que vemos en Veracruz, los funcionarios públicos de primer nivel y secretarios de Estado, incluidas oficialías mayores, en las entidades se enriquecen de una manera notable, e incluso los siguientes escalones, directores y subdirectores encuentran la manera de meterle la mano al gasto público.

Pero también Pepe Yunes sabe la verdad y esta es que hasta ahora, y con algunas excepciones, a quienes roban del presupuesto no les pasa nada. En los últimos cuatro sexenios, 24 años, o sea, cuatro administraciones, sólo Andrés Granier ha pisado la cárcel por meterse a la bolsa dinero público. En números fríos de 128 personajes que han sido gobernadores en el país, sólo uno está en la cárcel. Y en esos 127 hay muchos que debieran correr la misma suerte. Pero las leyes que juzgan a los políticos están hechas por ellos y son en extremo benignas. La cárcel es una excepción.

José Francisco, tiene muy claro que todavía se ve muy lejos el día en el que robar dinero público sea uno delito grave, en que las posibilidades de castigo sean muy altas y donde la impunidad casi no exista.

Pero pese a todo esto Pepe Yunes gestiona el rescate a Veracruz… Al tiempo.

Para Concluir:

Esto cuestiona mi amigo Mussio Cárdenas ¿Quién es ese funcionario priista que presume profesión que no tiene y usurpa atribuciones de autoridad federal? Hay dos documentos explosivos… Mañana se lo contamos en el cristalazo.

Contacto: manriquecolumna@nulloutlook.com