Místicos y Terrenales
Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez
28 de noviembre de 2016

  • En el OPLE, mal cumplen lo electoral

  • La estrella de Américo sigue brillando

 

La actitud de Arturo Jaramillo Díaz de León para con la diputada Yazmin Copete Zapot, no es rara, porque su paso por la administración pública está lleno de abusos y prepotencias. De hecho era de los favoritos de Javier Duarte porque fue uno de sus operadores para desviar dinero de la función pública hacia cuentas particulares, que es uno de los métodos de sustracción de recursos que detectó la Auditoría Superior de la Federación.

Lo llamativo es que lo patán lo mantenga ahora que el poder se les acaba, o se siente tan inmune que ni siquiera en este momento puede tener un acto de humildad.

La diputada Yazmin Copete no necesita que la defiendan, ella puede hacerlo por si misma, pero la decisión de Ernesto Cuevas de expulsarlo del Palacio Legislativo por actitud inadecuada, fue la conveniente

Arturo Jaramillo ha sido uno de los privilegiados por el gobierno de Javier Duarte; ahora es Subdirector de Vinculación y promoción comercial en la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario (Sedecop), pero antes fue subsecretario de Ingresos y de Planeación, de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

Y sin importar el cargo, siempre ha sido un patán y ha realizado movimientos para desviar los recursos hacia cuentas privadas.

Desde esa posición, Arturo Jaramillo fue de los operadores de “la licuadora”, ese engendro financiero en el que metían todos los recursos y los sacaban a como se les antojaba.

Entre sus antecedentes oscuros también tiene el ser el responsable del mal calculo financiero hecho en el 2013 para el reparto de las participaciones a los municipios, lo que daño a 107 municipios con más de mil millones de pesos, además de que provocó una observación por parte de la Auditoría Superior de la Federación que ordenó la devolución de casi 2 mil millones de pesos que no se emplearon para lo que estaban destinados.

Eso, no fue un error, si no manejo tendencioso de los recursos para sustraerlo. Eso es parte de todo el entramado que armaron para quedarse con el dinero.

De hecho a Arturo Jaramillo la Contraloría General del estado le radicó el expediente 2000/2014 porque permitió con omisiones que el 92.1% de 678 millones depositados por el gobierno federal como parte del Fondo para la Infraestructura Social Estatal fuesen depositados en cuentas distintas a las que debían de haber llegado.

Hoy se sabe que estos son parte de los métodos para sustraer el dinero en el gobierno del estado.

Arturo Jaramillo por eso tenía esa actitud displicente, porque se sigue sintiendo poderoso e intocable, y una muestra de que su percepción es real al interior del grupo que todavía no se va, es que el ineficiente del titular de la Sedecop, Gerardo Mancila, no quería dar su nombre.

Gerardo Mancilla también es de los privilegiados del duartismo, tanto que en febrero del 2015 le inventaron la subsecretaría de Energía, Inversión y Puertos.

Arturo Jaramillo es el poder real en la Sedecop. Por eso estaba a un lado del secretario aún cuando su rango hubiera hecho que ni siquiera estuviera en el estrado: es subdirector, no subsecretario, ni tampoco director.

De hecho en Sefiplan le gustaba presumir que era “Soldado de Javier Duarte”, lo cual da una idea del grado de acatamiento de las órdenes del hoy prófugo que hacia.

En Sefiplan estaba bajo las órdenes directas de Juan Manuel del Castillo; probablemente saber que su guía moral y líder de trastupijes, es también diputado, le dio valor para sus desplantes de patán.

Arturo Jaramillo sale de la Sefiplan cuando empleados de esa dependencia del área de recaudación hacen un plantón a las afueras de la Secretaría el 27 de abril de este año, pidiendo su destitución, por actuar con autoritarismo y deshonestidad.

Antes de esto ya habían hecho una manifestación de esa Secretaría, donde gritaron “Que nos paguen- que nos paguen”.

El sueldo de los empleados de Recaudación es bajo, porque el mismo se complementa con las recaudaciones que hacen, precisamente.

Las retenciones que les hicieron las operó Verónica Duarte Marini, y se negaron a pagarlas porque lo recaudado no lo ingresaban a la caja, si no que lo desviaban a otras cuentas; para pagarlo a los empleados tenían que ingresar primero lo recaudado, para que ahí se les cubriese la parte proporcional que les correspondía por la cobranza.

Las quitas comenzaron durante la primera quincena de marzo del 2016 y en la segunda quincena de ese mes el director general de Administración, Eduardo Contreras Rojano, quien los amenazó con levantarles actas administrativas con el pretexto de abandonar el centro de trabajo.

Eduardo Contreras tiene la característica además de que junto con Arnulfo Octavio García Fragoso, fue de quienes pagaron las facturas a las empresas fantasma o ligadas a funcionarios del gobierno o a prestanombres de las familias Duarte y Macías.

Por esto es que Arturo Jaramillo se sigue sintiendo intocable.

EN EL OPLE NO SABEN NI CALCULAR PRERROGATIVAS. En el Organismo Público Local Electoral del Estado de Veracruz (OPLE) ni siquiera saben calcular las prerrogativas, ni están al tanto de que partidos son los que se mantienen.

La institución envió a la Sefiplan un cuadro del calculo de las prerrogativas para partidos políticos para el 2017, por 361 millones, pero en el cual incluyó al Partido Humanista, que desde el año pasado perdió el registro.

Igualmente están ahí los partidos Cardenista y Alternativa Veracruzana, que perdieron el registro este año.

A los partidos que obtuvieron menos del 3% de la votación, les asignan una cantidad de 5 millones 181 mil pesos para el año, con excepción de Movimiento Ciudadano, al cual le anotan 27 millones 421 mil pesos, mientras que al Partido Encuentro Social, no le asignan financiamiento ordinario ni para actividades específicas.

El pretexto, podrán decir, es que el cuadro se hizo en septiembre, pero aún así, en esa fecha ya se tenía la proyección electoral, y el Humanista ya no existía, además de que tampoco había condiciones especiales para el Movimiento Ciudadano ni para Encuentro Social.

El boletín 191/2016 anota que “tras la pérdida del derecho de recibir la prerrogativa estatal de los partidos políticos nacionales que no alcanzaron la votación necesaria en la pasada elección, este organismo autónomo contempla una disminución del presupuesto que asciende a 45 millones 65 mil 122 pesos en el programa de prerrogativas y partidos políticos”.

La afirmación es falsa, porque el articulo 50, fracción A. anota que “Para el sostenimiento de actividades ordinarias permanentes, el Consejo General del Instituto Electoral Veracruzano determinará anualmente el monto total por distribuir entre los partidos políticos, conforme a lo siguiente:

  1. Multiplicará el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral local, a la fecha de corte de julio de cada año, por el sesenta y cinco por ciento del salario mínimo diario vigente en la capital del Estado;”.

Así pues, para efectos de este ejercicio, si el padrón electoral era de 5’575,000 (un aproximado, el dato exacto lo deben de tener en el OPLE) y el salario mínimo era de $73.04, el 75% de esto sería 54.78, entonces el monto a repartir sería la multiplicación de 5’575,000 por 54.78, resultando 305’398,500. Y esa cantidad es inamovible, de esa cantidad se debe obtener y agregar el 20% que corresponde a las actividades extraordinarias por ser año de elecciones municipales, y un 2% para “actividades específicas”; la afirmación de que disminuiría el presupuesto en 45 millones de pesos, por lo mismo es inadecuada, falsa y denotativa del desconocimiento de la función electoral.

Pero además no pueden dejar a los partidos políticos nacionales sin prerrogativas, porque el mismo articulo 50 fracción I, menciona que a los partidos que tengan registro nacional y que no tengan diputados se les “otorgará” “el dos por ciento” del monto total por financiamiento ordinario y “en el año de la elección de que se trate, el financiamiento para gastos de campaña que corresponda”, además de que “en lo referente a las actividades específicas, se apegarán a las mismas reglas establecidas para los demás partidos políticos”.

Así pues, en prerrogativas no sólo no habrá ahorro, si no que el OPLE y el Congreso deben programar una mayor cantidad en estas, porque ese 2% es aparte de lo que corresponde a los partidos que si tienen derecho a que se les distribuya el financiamiento ordinario.

El OPLE también estará en un brete, por la redacción inadecuada del Código Electoral, el cual fue hecho a modo y gusto del fidelato.

Otra afirmación por completo errónea que se muestra en ese boletín es la atribuida al consejero Juan Manuel Vázquez Barajas, quien dijo que la propuesta de presupuesto presentada por el Ejecutivo del Estado al Congreso, incluye “por segundo año consecutivo, una disminución ilegal a la propuesta que el OPLE presentó el pasado 14 de septiembre. Esto al ser el Congreso del Estado de Veracruz el único con la atribución legal para disminuir el citado presupuesto”.

Su afirmación muestra por completo un desconocimiento de lo procesal, pues el Ejecutivo tiene la atribución de presentar la propuesta y eso implica el aceptar lo que el OPLE, o cualquier otra entidad, pida de origen.

Pero además también está el hecho de que los representantes de los partidos políticos estuvieron presentes en esa sesión del Consejo del 25 de noviembre, en la que el OPLE “ajustó su Proyecto de Presupuesto para el Ejercicio Fiscal 2017”, luego de pedir la desmesurada cantidad de 1,452 millones y que la propuesta quedase en 1,009 millones, y nada dijeron de estas atrocidades.

El boletín consigna que ahí estuvieron presentes:

“El presidente del Consejo General, José Alejandro Bonilla Bonilla; el Secretario Ejecutivo, Hugo Enrique Castro Bernabe; así como las y los consejeros electorales Tania Celina Vásquez Muñoz, Eva Barrientos Zepeda, Juan Manuel Vázquez Barajas, Julia Hernández García, Jorge Alberto Hernández y Hernández, Iván Tenorio Hernández. Asimismo, asistieron los representantes de los partidos ante el OPLE: Jery Adauta Ordaz del PAN, Alejandro Sánchez Báez del PRI, Fredy Marcos Valor del PRD, Nicolás Lorenzo Hernández del PT, Sergio Gerardo Martínez Ruiz del PVEM, Floylán Ramírez Lara de Movimiento Ciudadano, Rafael Carvajal Rosado, de Morena, Daniel de Jesús Rivera Reglín de Encuentro Social”.

¿Qué clase de representación electoral ejercen todos cuando no cuidan algo tan sustancial?

LA ESTRELLA DE AMÉRICO SIGUE BRILLANDO. Américo Zúñiga Martínez, alcalde de Xalapa, ha navegado las aguas de la política los últimos días con muy buena estrella. Durante el VI Consejo Político Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) estuvo incluso en el templete, cerca del Presidente del Comité Directivo Nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, en su calidad de Presidente de la Federación Nacional de Municipios de México (FENAMM).

Ahí se integró al nuevo Consejo Político Nacional, después de que el presidente Enrique Peña Nieto, le tomó protesta a todos los nuevos integrantes.

Américo Zúñiga viene a convertirse así en una fuerza más al interior del PRI y para la reconstrucción de ese partido.

Un día antes Américo Zúñiga rindió Informe como presidente de la FENAMM, donde se pronunció por el fortalecimiento de los municipios del país, incluyendo el impulsar una reforma al 115 constitucional para dotar a los Municipios de mayores competencias, fortalecer sus finanzas y su capacidad política y de gestión