Ahora que ya apañaron a Guillermo Padres, ex gobernador de sonora, se nota que ya le entraron las prisas al Gobierno Federal por agarrar al prospero gobernador con licencia y prófugo de la justicia. De pronto, ayer la PGR ofreció recompensa de 15 mdp por localizar a Javier Duarte, un monto muy apetitoso para cualquiera pero mucho más para alguno de sus traidores corifeos que con tal de salvarse de la justicia lo venderán sin remedio.
Estaremos próximos a ver cómo cae este rufián.