andres-manuel-lopez-obrador-610x430

Andrés Manuel López Obrador utiliza un discurso cuyo trazo va del extremo realismo a lo absurdo de la mentira a sabiendas. En sólo dos días para referirse a Veracruz asegura que a Duarte no lo van a encarcelar por sus complicidades con Peña Nieto, y ayer en Ixtaczoquitlán señaló que Cuitláhuac García ganó la gubernatura en Veracruz, “pero hubo un arreglo del PRI y del PAN para apoyar a (Miguel Ángel) Yunes Linares, lo impusieron”. Si le exigen que compruebe su dicho no tendrá forma de hacerlo porque carece de pruebas que lo respalden. Con este discurso será difícil que logre convencer al ciudadano que desea un cambio auténtico, pero encontrará decepción al observar que el mesías del cambio acude a artimañas retóricas poco serias.