Entre lo utópico y lo verdadero
Por Claudia Guerrero Martínez

14  de octubre del 2016.

El DIF  de Veracruz ha sido la caja chica de la mayoría de gobiernos estatales en turno y sus anomalías se han documentado, sin recibir castigo ejemplar en contra de los culpables. Lucrar  o desviar  a otras partidas presupuestales o robar  los recursos para las personas vulnerables,   adultos mayores y discapacitados,  no tiene nombre…

Realizando un ejercicio histórico, desde  el Gobierno de Miguel Alemán Velasco, aparece en escena un empleado con bajo perfil como era el contador  Miguel Ángel Ortiz Romero, quien entró a trabajar al Gobierno Estatal como como Jefe de Adquisiciones, siendo recomendado por Nohemí Quirasco.

Durante  el Gobierno de Fidel Herrera Beltrán, en  los últimos tres años,  se desempeña como Subdirector de Administración y Finanzas del DIF Estatal… Antes de ese puesto,  era Jefe del Departamento de Nómina y en ese entonces, era Director de la dependencia social,  José Alejandro Ruiz Sosa, quien no tenía la menor idea, de cómo administrar el DIF Estatal y ahí, entra al “quite”  Miguel Ángel Ortiz Romero.

Ya para el   segundo año de administración de Javier Duarte,   como Subdirector de Administración y Finanzas en el DIF Estatal, a  Miguel Ángel Ortiz Romero, en menos de seis meses, lo nombran Director de Finanzas y Administración del DIF Estatal, por recomendación de Tarek Abdalá Saad, quien dejaba ese puesto para irse de Tesorero a SEFIPLAN… Y como pillos que buscan cuidar sus espaldas,   necesitaba dejar alguien que supiera manejar y maquillar todo, ser de confianza y peor, ladrón…

Y ahí empezó una carrera de enriquecimiento inexplicable, que sí es explicable, comandado por Astrid Elías Mansur,  Tarek Abdalá,  Miguel Ángel Ortiz y otro más se unió a este grupo delincuencial, quien se ostenta como  Jefe de Adquisiciones, conocido como  Víctor Manuel Carrizo Yoval,  señalado de convertirse en millonario, durante poco tiempo… Peor,  Tarek Abdalá también se convirtió en proveedor del DIF de Veracruz, así como  el esposo de Astrid Elías Mansur

Miguel Ángel Ortiz Romero, antes un simple Contador Público, en poco tiempo, se hizo dueño de  líneas de camiones, aseguradoras, propiedades en España, varios inmuebles en el Puerto de Veracruz y una  residencia,  donde vive  actualmente en Costa de Oro, construyéndola  en menos de un año y con un costo de cinco  millones, compuesta de sala de juegos y billar…

Además, otro inmueble en el Estero y sus hijos estudiando  en Canadá, argumentando tenerlos becados… Cabe señalar, que sus  propiedades, bienes y cuentas bancarias están a nombre de su concubina Emma Santa Paula y del  suegro,  Manolo Santa Paula,  lavando el dinero, bajo los Seguros Santa Paula, teniendo sus oficinas  ubicadas en Plaza Mocambo, en Boca del Río.

Algo grave, es que familiares de  Emma Santa Paula están como aviadores en el COVAEV, dependencia estatal   donde el  Director de Finanzas y Administración, Luis Cruz,  viejo conocido y colaborador de Miguel Ángel Ortiz Romero,  desde el sexenio de Miguel Alemán Velasco y luego,  lo tuvo como Jefe de Adquisiciones en el sexenio de Fidel Herrera en el DIF Estatal.  En esta red de complicidad, sobresalen nombres, como Mayolo Castañeda, padre de la Jefa del Departamento de Contabilidad del DIF Estatal, María de Jesús Castañeda,  mejor conocida como “Chuy” amiga y aliada de Ortiz Romero y quien sabe el manejo de la institución social y asegura, ella tiene documentación, que le puede interesar al Gobernador electo,  Miguel Ángel Yunes Linares…

Urgente investigar esta dependencia y no se  pierdan la siguiente entrega, con la segunda parte de esta investigación, en la cual,  daremos más datos reveladores del DIF de Veracruz…

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@nullgmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz