llanes

Del muro de Juan José Llanes

SE QUEDAN CORTOS.

Traducido al esperanto, lo que hizo el Poder Judicial fue anunciarle al impresentable Gabriel Deantes que lo va a juzgar. Sin embargo, la decisión de fijarle una garantía de un millón de pesos (de los tantos que robó), prohibirle salir del país (como si Flavino no prestara aeronaves), y firmar cada 15 días, parece corto para uno de los principales desfondadores del erario.

Trato VIP para Deantes, pues.