meet-the-former-goldman-sachs-vice-president-who-worked-for-almost-7-years-as-an-undocumented-immigrant
 
Redacción- 2016-11-2909:21:00- La asombrosa historia de una inmigrante indocumentada que llega a vicepresidenta de firmas en Wall Street es la que vivió Julissa Arce, joven originaria del estado de Guerrero.

“Cuando llegué a ese cargo en Goldman Sachs y Merrill Lynch yo sabía que llegaría ahí aún y cuando traía detrás de mí gente que me decía que era imposible por ser inmigrante, por ser latina y por ser mujer”, declaró la mexicana Julissa Arce, quien ahora se encuentra a cargo de la vicepresidencia de dicha firma. Julissa, de 33 años, es hija de padres nacidos en el estado de Guerrero y llevada por ellos a los Estados Unidos cuando tenía apenas 11 años de edad.

Ayer salió a la venta el libro “Entre las sombras del sueño americano”, en el que Arce comparte su vida llena de obstáculos y retos desde su vida como inmigrante indocumentada hasta que el momento en que llega a ser vicepresidenta de la firma Goldman Sachs.

“Tenía tiempo que quería escribir el libro y ahora, fue como el mejor momento para publicar algo sobre el tema de la migración y darle una saga más al tema”, compartió.

Arce, quien sufragó por primera vez en estas elecciones ya como ciudadana estadunidense, compartió que votó por la derrotada aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton, ya que, así como muchos latinos y mexicanos, ella no comparte las ideas del mandatario electo.

Apoya a migrantes

Julissa es cofundadora y presidenta del Ascend Educational Fund, un programa de becas y mentores para estudiantes inmigrantes, independientemente de su estatus, etnia o país de origen. “Mis padres son de Taxco, Guerrero, y se dedicaban a vender la plata y traerla a Estados Unidos, con su negocio tenían visa y cuando me trajeron llegué con visa de estudiante”, compartió.

“En el libro cuento muchas cosas que pasaron y que cambiaron nuestra situación financiera y cuando tenía 14 años fue cuando empezaron mis problemas por mi visa”, indicó. Expresó que su vida en Estados Unidos ha tenido varias etapas clave.

“Desde que llegué traída por mis padres en una decisión que no fue mía y cuando expiró mi visa y quería entrar a la universidad.

En 2001 por fin tuve mi residencia legal y eso me permitió salir de la jaula de oro en la que caemos muchos inmigrantes indocumentados”, comentó. Arce, quien ahora es conferencista, trabajó por seis años con Goldman Sachs y por dos años con Merrill Lynch, las poderosas firmas de Wall Street y en donde tenía un sueldo de seis cifras.

“En el cargo de vicepresidenta les demostré que la edad no importaba, es un lugar donde se trabaja muy rápido y me enfoqué completamente en mis metas”, concluyó.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO